ídolos

contenidos

Alberto Spencer

El “Cabeza Mágica” es el máximo goleador en la historia de la Copa Libertadores con 54 tantos, 48 de ellos anotados con Peñarol. Multicampeón en la década del 60.

Alcides Edgardo Ghiggia

Delantero integrante de la Maquina del 49, fue uno de los generadores del Clásico de la Fuga. Fue dos veces campeón uruguayo y autor del gol más importante en la historia de los mundiales.

Álvaro Gestido

Se consagró 7 veces Campeón Uruguayo. Formó con Gildeón Silva y Lorenzo Fernández “la cortina metálica”. Campeón Olímpico de 1928 y Campeón del Mundo en 1930. Designado Socio Honorario y Caballero del Deporte por la Asamblea de Socios de Peñarol.

Antonio Pacheco

Considerado por muchos hinchas como “el último gran ídolo de Peñarol”, se formó en el semillero del club, desplegando su fútbol y magia en Las Acacias. Jugador clásico.

Carlos "Pato" Aguilera

Apodado el “Pato”, fue campeón y figura en el Quinquenio. Tuvo su partido de despedida con los grandes.

Diego Vicente Aguirre

La “fiera” anotó uno de los goles más importantes en la historia del club: en el minuto 120 de la final de la Copa Libertadores de América en 1987.

Edmundo Acebedo

Delantero, hombre de cultura y secretario de los Talleres. Fue elegido capitán del equipo en 1900, 1902, 1904 y 1905.

Ernesto Vidal

Imparable por la punta izquierda. Petiso, genial, guapo y con una velocidad impresionante. Obtuvo 4 veces el título de Campeón Uruguayo y formó la famosa delantera de 1949.

Fernando Álvez

Campeón uruguayo con Peñarol en 7 oportunidades y Campeón del Mundial de Clubes en Italia 1985. Disputó 30 clásicos y solo perdió 1. Defendió a la selección en dos mundiales.

Fernando Morena

Uno de los grandes ídolos del Club Atlético Peñarol, es el máximo goleador en la historia del Campeonato Uruguayo y el segundo goleador histórico de la Copa Libertadores de América.

Hugo Bagnulo

Fue el primer entrenador en dirigir a Morena en primera división. Obtuvo 6 campeonatos uruguayos y la Copa Libertadores y Copa Intercontinental de 1982. También fue campeón de América con la selección uruguaya.

Isabelo Gradín

Fue considerado el primer jugador dinámico del fútbol uruguayo pues hacía que el público se levantara de los tablones para seguir sus fulminantes carreras por la punta zurda. Fue el primer negro en el fútbol uruguayo.

José Antonio el "Maestro" Piendibene

…nunca más cambió de camiseta. Fue lo que hizo “el pibe de los Pocitos” el día que vistió por primera vez la casaca aurinegra el 26 de abril de 1908.

José "Pepe" Sasía

Campeón de América en 1961 gracias a un gol suyo en San Pablo y Campeón del Mundo ante Benfica con dos goles en el partido decisivo. Indiscutido ídolo y conductor, fue un jugador de clase y temperamento.

Juan Alberto Schiaffino

Reconocido por la IFFHS como el mejor jugador uruguayo de la historia, estuvo en la cancha en el histórico “Clásico de la Fuga” y en el “Maracanazo” de 1950.

Juan Eduardo Hohberg

Se convirtió en el primer “Verdugo” de nuestro fútbol, con referencia a sus actuaciones en los partidos ante Nacional y al liderazgo deportivo y anímico que trasmitía en los partidos difíciles. Se consagró 6 veces Campeón Uruguayo, de potente remate, anotó más de 300 goles con la camiseta aurinegra. 

Juan Joya Cordero

Apodado “negro el once” y “dueño de la Olímpica”, brilló en Peñarol en la gloriosa década del 60. Fue un delantero rápido, hábil y muy potente. 

Juan Legnazzi

Arquero de Peñarol en los años ’20. Fue figura rutilante en la vieja cancha de Peñarol en Pocitos, donde los carboneros mantuvieron el invicto en sus encuentros clásicos frente a Nacional. El arco de Peñarol defendido por Legnazzi registró el record de valla invicta de 1282 minutos.

Juan Pena

Campeón uruguayo con Peñarol en 1900, 1901 y 1905, fue un excepcional jugador y también dirigente.

John Harley

Bajaba la pelota al piso en su zona defensiva y salía jugando sin bombearla. Su presencia como eje medio en el centro del campo, sumado a Piendibene en el ataque, completó el cambio del futbol uruguayo.

Julio César Abbadie

Rápido, dribleador y le gustaba recibir patadas. Campeón de América y el Mundo en 1966.

Julio Negrón

Zaguero y presente en la lista de fundadores, fue el primer capitán criollo de la historia de Peñarol. Funcionario de los talleres y dirigente.

Ladislao Mazurkiewicz

Uno de los mejores goleros que tuvo el arco aurinegro en su historia. Ostenta el record de valla invicta en el fútbol profesional uruguayo con 985 minutos.

Leonardo Crossley

Este golero fue considerado como revolucionario en el fútbol uruguayo; el que marcó un cambio sustancial entre los goleros de principios del siglo XX. Mostró una nueva y eficiente técnica, hasta entonces desconocida en estas latitudes.

Lorenzo Fernández

Campeón Uruguayo en 3 ocasiones, fue apodado “El gallego” y “El Patrón de la cancha”. Fue un ejemplo de fortaleza, don de mando, valentía en la cancha y coraje. Fue el máximo artillero de la Copa Uruguaya de 1928 y le convirtió el primer gol a Nacional en el régimen profesional.

Lorenzo Mazzuco

Era un hombre emotivo y de fuerte personalidad, “uno de esos jugadores que hablan en los partidos” y sus arengas se hicieron famosas.

Luis Maidana

Fue quedándose con la titularidad en base a sus buenos reflejos, arriesgadas intervenciones y actitud ganadora que ratificó en la cumbre de su trayectoria. Tiene el record de ser el único en contenerle un penal a Pelé en la Copa Libertadores de América en Brasil en 1965.

Néstor Gonçalves

El capitán de capitanes jugó durante toda su trayectoria en Peñarol siendo pieza clave en la gloriosa década del 60. Un gran caudillo, líder y ganador por donde se lo mire.

Obdulio Trasante

Hincha enfermo de Peñarol. Como jugador fue muy respetado. Era recio, guapo, temperamental y metedor. Campeón de América en 1987 y protagonista de la hazaña de los 8 contra 11.

Obdulio Varela

Fue el más carismático futbolista representativo de un Uruguay ganador, valiente y guapo. Capitán de intachable profesionalidad, grandiosa persona y magnífico líder de grupo, fue campeón del Mundo en 1950.

Óscar "Cotorra" Miguez

Caracterizado por sus moñas, rabonas, túneles, chilenas, mondonguillos y goles. Siempre priorizó el amor hacia el conjunto carbonero, rechazando todas las ofertas recibidas.

Pablo Javier Bengoechea

Insignia del segundo Quinquenio de Oro. Histórico capitán de Peñarol, tenía una pegada única. Idolatrado por los carboneros, respetado por los rivales. Tiene un monumento de bronce en el complejo Los Aromos.

Pedro Virgilio Rocha

Cerebral entreala poseedor de gran potencia en ambas piernas. Era apodado “el verdugo”; brilló en la década del 60.

Roberto Chery

“Acaso lo más grande en el puesto que ha tenido Peñarol hasta el año de su alejamiento fatal”. Se destacaba, ágil, valiente, de vista maravillosa, denotó enseguida una predisposición especial y estupenda para el juego.

Roque Gastón Máspoli

Obtuvo seis campeonatos uruguayos con el carbonero y fue el arquero campeón del mundo con Uruguay en 1950. Fue el entrenador de Peñarol en el glorioso 1966.

Severino Varela

Apodado “El gallego” y “la boina fantasma”, fue protagonista del primer tetracampeonato conquistado por un club en la historia del fútbol uruguayo, entre 1935 y 1938. Ganó la Copa América de 1942 en Montevideo.

Walter Olivera

El “indio” fue el capitán Campeón de América y del Mundo con Peñarol en 1982. Temperamental y firme en la defensa; un caudillo.

William Marinez

Capitán de Peñarol en los comienzos de la gloriosa década del 60. Es el único uruguayo campeón de América y del Mundo tanto a nivel de selecciones como de clubes.