historias clásicas

contenidos

Peñarol jugó el clásico con la reserva


El 14 de diciembre de 1913 se jugaba el clásico correspondiente a la segunda rueda de la Copa Uruguaya. Era la última fecha, Peñarol sin pelear por el campeonato tiene que enfrentar al tradicional rival el cual peleaba la definición del torneo junto a River Plate. Peñarol había suspendido al primer equipo por indisciplina, ya que los jugadores jugaron un partido sin autorización de la directiva y en beneficio personal de los jugadores.

Los jugadores del primer equipo elevaron una nota a la directiva el 12 de diciembre solicitando que se les levante la suspensión. En el acta dice: “Se da lectura a una nota de los jugadores de primera división [...] en la cual piden que se les levante la suspensión con el fin de jugar contra Nacional el domingo próximo y manifiestan que nunca tuvieron la idea de ofender a la Comisión, prometen no reincidir en la misma falta”.


Leonardo Crossley, único
jugador del plantel principal
que jugó el clásico.
La Directiva no aceptó el pedido y suspendió a los jugadores hasta el final de la temporada. Por tal motivo el partido clásico lo tenía que jugar la 2da división (hoy en día sería la Tercera División), con la excepción del golero Leonardo Crossley.

Los diarios de la época pensaban que la directiva de Peñarol iba a levantar la suspensión para que Peñarol juegue con el primer equipo un partido tan importante frente al tradicional rival de todas las horas, pero no fue así y Peñarol jugó con la Segunda de Hierro corriendo el riesgo de servirle en bandeja el campeonato a Nacional. En 1913 ya se habían jugado dos clásicos; los dos con triunfo del tradicional rival, uno 3 a 2 (13 de abril) y el restante por 4 a 1 (20 de abril).

El diario El Día mostraba la importancia del partido ya que podía definir el campeonato: “Es este indudablemente el partido que más expectativa ha despertado de los jugados en la actual temporada”.

Peñarol encaró el partido con su segundo equipo y contra todos los pronósticos se puso en ventaje enseguida de comenzado el juego a los 7 minutos con tanto de Oscar Varela. Antes de terminar el primer tiempo Nacional llegaría al empate con gol de Vallarino a los 41 minutos. El segundo tiempo fue muy parejo y a falta de solamente 4 minutos para terminar el partido Gorla pone el 2 a 1 para Nacional. Cuando parecía que el tradicional rival se llevaba la victoria, apareció nuevamente Oscar Varela y marcó el empate a falta de un minuto. Luego del empate Peñarol pudo haber ganado el partido pero le anulan un gol a Oscar Varela, lo que pudiera haber sido una victoria para la segunda de Peñarol. Con este empate se consagró Campeón Uruguayo el equipo de River Plate.

Los diarios comentaron el empate de la siguiente manera: la tribuna Popular: El 2° team peñarolense supo dar un extraordinario ejemplo de un equipo consagrado llevando como únicas credenciales a la brega para disputar el éxito, los entusiasmos que multiplican energías y las mantienen en los más difíciles momentos, hasta llegar no a igualar al rival, sino superarle, en nombre de una táctica más brillante, sostenida a costa de los más extremos y meritorios esfuerzos”.


O. Varela, autor de los
2 goles en el clásico
que Peñarol jugó con
la Segunda de Hierro.
Otra crónica de un diario de la época de fecha 16 de Diciembre de 1913 decía lo siguiente: Ni los más optimistas pudieron imaginar que este match alcanzara las proporciones que alcanzó. El hecho de jugar el segundo equipo de Peñarol pareció haberle restado interés al encuentro dadas las fuerzas del primer team de Nacional, que se ha venido caracterizando como el más poderoso de los elevens de primera división, después de los triunfos en los campeonatos de Honor y Competencia. No menos de 8.000 personas asistieron a este encuentro que se jugó en el Parque Lugano. Como todo el primer team de Peñarol estaba suspendido, asumió la defensa de los colores aurinegros el segundo cuadro”.

A las órdenes del señor Martín Aphestegui los conjuntos formaron así:

2º. de Peñarol: Crosley; Plazaola, Meneses; Coco González, Nino Nicola, Dibello; O.Varela, Pittamiglio, Gesuele (La macaca), Scapusio y Muniz.


1º de Nacional: Demarchi; Castellino, Foglino; Landoni, Porti, Vanzino; Lázaro, Gorla, Dacal, Vallarino y Seoane.

La revista partidaria del club Oro y Negro lo sintetizó de la siguiente manera:

¡Qué Cuadro Compañero!


Después de una intensa lucha en la que nuestro segundo de hierro supo tener a raya a su adversario terminó el partido con un empate de dos goles por bando. Fueron scorers por Peñarol: Oscar Varela y por Nacional: Gorla y Vallarino. Con este punto perdido por Nacional se clasificó campeón de la Copa Uruguaya el primer equipo de River Plate.

Al terminar el match un mundo de gente asaltó los tranvías, dando la nota alegre una cantidad de carros y jardineras repleto de muchachos, que agitando banderas e improvisando “cantarolas” exteriorizaban su júbilo por la proeza que habían cumplido los componentes del segundo team de Peñarol. Este memorable match se jugó el Domingo 14 de Diciembre de 1913, habiéndole sido anulado a Peñarol un goal notable logrado por Oscar Varela que colocaba el tanteador 3 a 2.